¿Aire acondicionado si o aire acondicionado no?

by
¿Aire acondicionado si o aire acondicionado no?

Durante los meses de verano no se habla de otra cosa en las calles de toda España, cual es la mejor forma de combatir el calor y las olas de calor que hemos padecido este año. Hay mucha gente que opta por refrescarse por métodos tradicionales como mojarse con sprays de agua, llevar ropa fresca, ventilar la casa en las horas más frescas del día, etc. Pero últimamente, la gente cada vez es más propensa a instalar aparatos de aire acondicionado o splits en sus hogares. Pero hay que saber que el aire acondicionado en verano hay que usarlo con moderación ya que no es bueno para la salud del cuerpo humano ni para nuestro bolsillo pasar frío estos meses poniendo el aire acondicionado a tope.

En una entrevista realizada a píe de calle por una emisora de radio, la gente utiliza tanto métodos más tradicionales como el aire acondicionado para evitar pasar demasiado calor durante estos meses del periodo estival. Para los que tienen aire acondicionado en casa o en la oficina recomienda usarlo con moderación y es que no hace falta tener ninguno de estos dos sitios a 20 grados centígrados. La temperatura media que recomiendan poner en el aire acondicionado durante estos meses de verano oscila entre los 24 y los 25 grados y no entre 20 y 22 como hace la mayoría del país.

Otra cosa a tener en cuenta es que no hace falta poner el termostato del aire acondicionado a temperaturas muy bajas, porque no por ello se consigue que la casa o la oficina se enfríe antes. Así solo se consume más energía, hay que hacer un uso responsable del split de aire acondicionado para ahorrar energía y conseguir la eficiencia energética. Nos se debe dejar puesto durante toda la noche y dormir tapado con una manta o un edredón.

En Aragón por ejemplo ha crecido un 26 por ciento el consumo de energía eléctrica respecto al mismo periodo de tiempo del año pasado. Esto se debe en gran medida a las olas de calor sufridas este verano, que han tenido como repercusión la instalación de más aparatos de aire acondicionado y climatización. Desde aquí queremos recomendarte que antes de instalar cualquier tipo de aire acondicionado en tu hogar o en tu oficina te dejes asesorar por profesionales del sector, que te darán siempre la mejor solución para tu caso particular. Además también es importante realizar un correcto mantenimiento de aire acondicionado, que puedes dejar también en manos de los profesionales del sector.

Willis Carrier, el hombre al que venera todo el mundo con las olas de calor

by
Willis Carrier, el hombre al que venera todo el mundo con las olas de calor

Willis Carrier, el inventor del aire acondicionado se ha convertido en uno de los personajes más venerados de este verano por las continuas olas de calor que han llegado a nuestro país. Y es que el aire acondicionado llegó de Estados Unidos gracias a este ingeniero eléctrico que se especializó en sistemas de calefacción cuando trabajaba para la compañía Buffalo Forge, una empresa que fabricaba calentadores y distintos elementos para el manejo del aire. Los primeros prototipos del primer aparato de aire acondicionado se realizaron en el año 1902.

Porque Willis Carrier sentó las bases del mecanismo cuando estaba buscando una solución a los problemas que la humedad y el calor le ocasionaban a uno de sus clientes, el dueño de una imprenta de Brooklyn. Esta primera solución, se retocó más tarde, en el año 1940 para adaptarlo al uso doméstico. Así, hasta llegar a lo que conocemos hoy por aire acondicionado, unos aparatos que toman el aire caliente de las estancias y, a través de refrigerantes, lo reconvierten en aire frío.

Este inventó le sirvió para ser considerado por la revista Time uno de los personajes más influyentes del siglo XX. Antes de este invento de Willis Carrier hubo otros intentos por parte de los chinos y los romanos por ejemplo. Y es que ya aplacaban el calor incluyendo sistemas en sus construcciones basados en el agua. Michael Faraday también trabajó en ello e introdujo el amoniaco como elemento refrigerante. Era un paso adelante, pero el amoniaco no era muy recomendable.

Y es que lo que consiguió Carrier fue eliminar la humedad que generaba el agua e introducir en el mecanismo productos que el hombre pudiera respirar. Hay que tener en cuenta que la clave del sistema de aire acondicionado moderno se encuentra en los refrigerantes. En sus inicios Carrier recurrió al amoniaco de Faraday y otros químicos. Hoy en día, se utiliza una mezcla de hidrofluorcarbonos, unos productos químicos que absorben grandes cantidades de calor mientras se convierten de líquido a gas. Un circuito de metal, un ventilador y un compresor completan este genial invento. Asesórate bien por los profesionales de aire acondicionado antes de instalar tu aparato de climatización, ellos te aconsejaran cual es la mejor opción para tu vivienda o para tu oficina.

Para cuando se comprobó que la técnica funcionaba, Willis Carrier había perdido su trabajo en Buffalo Forge y se había asociado con otras seis personas para crear su propia empresa, Carrier Engineering Corporation. Esta compañía consiguió exportar su idea a todo el mundo gracias a la inversión inicial y encontraron en las salas de cine a sus mejores aliados para promocionar sus aparatos.

¿Sabes la historia de cómo se inventó el aire acondicionado?

by
¿Sabes la historia de cómo se inventó el aire acondicionado?

El primer lugar, el aire acondicionado es el proceso que se considera más completo de tratamiento del aire ambiente de los locales habitados; consiste en regular las condiciones en cuanto a la temperatura humedad, limpieza y el movimiento del aire dentro de los locales que lo tienen. Entre los sistemas de acondicionamiento se cuentan los autónomos y los centralizados. Los primeros producen el calor o el frío y tratan el aire y los segundos tienen un acondicionador que solamente tratan el aire y obtienen la energía térmica de un sistema centralizado.

Un primer acercamiento podría ser el de los egipcios, que ya tenían métodos muy socorridos para reducir los calores veraniegos, aunque fueran un poco bestias. Esta solución algo extraña consistía en que tres mil esclavos del soberano desmantelaban a diario las paredes de su estancia y volvían a colocar los bloques de piedra ya refrescados durante la noche del desierto del Sahara. Pero no fue hasta el comienzo del siglo XX cuando se dio con el secreto de la refrigeración moderna y la climatización. Fue concretamente el ingeniero estadounidense Willis Haviland Carrier, quien acababa de obtener su primer empleo en una compañía de impresión y su jefe se devanaba los sesos cada vez que tenía que imprimir a cuatro tintas.

Y es que los cambios de temperatura y humedad del taller alteraban las dimensiones del papel frustrando la impresión a color. Carrier acabó diseñando una máquina que controlaba la temperatura y la humedad por medio de tubos enfriados dando lugar a la primera unidad de aire acondicionado de la historia. Desde entonces se dieron una serie de fórmulas, patentes y mejoras que fueron mejorando el dispositivo hasta que el definitivo llegó tras otro cálculo de Carrier en 1911. Este invento paso en 1925 de los almacenes de Nueva York al Teatro Rivoli en el que para dejar de perder espectadores durante los meses de verano instalaron un equipo de enfriamiento de esos.

Después de esto los cines empezaron a montarlos también ofreciendo dos horas de entretenimiento y estar fresco, aunque tuvieron que subir el precio de la entrada para poder hacer frente a la factura de la luz, también empezaron a ofrecer películas que atrajeran a más público a sus salas. Y es que ahora nadie se imagina una vida sin aire acondicionado y más con las olas de calor que estamos sufriendo este año en España. No pases calor en verano y pon aire acondicionado en Zaragoza. En esta página web tienes a los mejores profesionales para que te asesoren en aire acondicionado.