Claves de la rehabilitación energética de edificios

by
Claves de la rehabilitación energética de edificios

La rehabilitación energética de un edificio a gran escala afecta a toda la estructura del mismo, lo que requiere una considerable inversión y planificación. Los propietarios o comunidad de vecinos que decidan llevar a cabo la rehabilitación de su edificio deben saber cuáles son los pasos a seguir, qué actuaciones conlleva una rehabilitación energética completa y eficaz y cuáles son las ayudas de las que disponen. Y es que casi el 60% de las viviendas españolas fueron construidas antes de 1980 y cuentan con aislamientos deficientes y escasas medidas orientadas a la eficiencia energética.

El sector residencial es el responsable del 24% del consumo total de energía final del país, la rehabilitación energética del parque inmobiliario se presenta como uno de los pilares básicos para conseguir los objetivos europeos de reducción de emisiones de CO2 en un 20% de cara a 2020. Hay muchas medidas que pueden tomarse a nivel de cada vivienda para mejorar la eficiencia y el ahorro energético de la misma. Teniendo en cuenta que sólo los sistemas de climatización ya consumen el 50% de energía de una vivienda, sustituir antiguos sistemas poco eficientes por nuevos aparatos como calderas de condensación, bomba de calor, etc. puede ser un primer paso muy importante a llevar a cabo.

El primer paso a seguir sería hacer una Auditoría Energética del Edificio que se trata de un estudio que hay que realizar para conocer la situación y el uso de la energía del edificio y su coste asociado. De esta auditoría resultará la Certificación Energética del Edificio y su calificación energética. El resultado de la auditoría energética nos indicará qué medidas debemos llevar a cabo para conseguir mejorar la calificación energética del edificio y por tanto, consumir menos energía.

El segundo paso serían las actuaciones sobre los distintos elementos, como el escaso aislamiento térmico, las fugas de aire y una ventilación inadecuada son los principales focos de pérdidas de energía de un edificio. La rehabilitación energética eficiente debe centrarse sobre todo en solucionar estos tres puntos llevando a cabo diferentes actuaciones. Actuar sobre el aislamiento térmico implica aislar correctamente la fachada y el tejado. Insuflar material aislante en el hueco que queda entre el espacio interior habitado y el exterior o instalar ventanas aislantes. La estanqueidad es evitar las corrientes incontroladas de aire. Algunas vías más frecuentes de fugas de aire son rejillas de ventilación, huecos entre ventanas y pared.

Y por último la ventilación, un edificio que no cuenta con sistemas de ventilación mecánica controlada, generan pérdidas de calor  al ventilar las estancias abriendo ventanas y puertas. La instalación de un correcto sistema de ventilación natural mediante conductos y rejillas o de ventilación mecánica y aparatos como recuperadores de calor, reduce en un 90% la demanda de calor de un edificio. Al margen de las actuaciones generales a nivel de estructura del edificio, es recomendable actualizar los sistemas de climatización, iluminación y ascensores por unos más eficientes. No olvides que hay ayudas a la rehabilitación energética de edificios que son precisamente para mejorar la eficiencia energética de las fachadas o las instalaciones de calefacción y de iluminación, etc.

Tu gran aliado para el frío del invierno

by
Tu gran aliado para el frío del invierno

A veces nos olvidamos que los aparatos de aire acondicionado de hoy día no son solo para la refrigeración, sino que la mayoría de ellos incorporan también la función de bomba de calor, lo que es muy útil ahora que llega el invierno y el frío. Estos aparatos de aire acondicionado pueden ser una solución integral de climatización de la vivienda o un complemento para calentar algunas estancias de la casa en momentos concretos. Algunas de las ventajas que tiene una bomba de calor frente a otros sistemas de calefacción es que a diferencia de un sistema de calefacción central, y más si este no tiene control individual, es que el confort llega de forma inmediata.

El efecto es tan rápido como el de los pequeños calefactores eléctricos que ponemos en los cuartos, pero con una gran diferencia, que es que la bomba de calor es mucho más eficiente que ese tipo de dispositivos de urgencia, que gastan mucha más electricidad. Y es que la eficiencia energética resulta seguramente la clave fundamental por la que debemos considerar también el uso de nuestro equipo de aire acondicionado en invierno.

El sistema de generación de frío y calor, basado en un intercambio de temperatura entre el exterior y el interior de una estancia a través de un gas refrigerante, se ha convertido uno de los procesos más eficientes para climatizar una estancia. Además, gracias a los avances en los componentes que se utilizan en los dispositivos, también son de los más respetuosos con el medio ambiente. La utilización de la tecnología Inverter en estos aparatos de aire acondicionado, el uso de fluidos que no perjudican la capa de ozono y los termostatos avanzados hacen que el impacto medioambiental sea bastante menor que en otros sistemas.

Y es que tenemos que desterrar ya la idea de que el aire acondicionado supone un gasto importante de electricidad. La mayoría de los equipos alcanzan la calificación energética A tanto en su funcionamiento como aire acondicionado como en el uso como bomba de calor. Si ya tenemos un sistema de calefacción convencional en la vivienda, lo más inteligente es combinarlo con la bomba de calor. Por ejemplo, para períodos cortos y en estancias concretas, como ocurre al levantarnos por la mañana, puede resultar más eficaz servirnos del climatizador que de los radiadores. Aunque para ir calentando la casa a lo largo del día y que alcancemos una temperatura de confort al llegar por del trabajo por la tarde, parece más adecuado activar la calefacción central.

Pero si vivimos en lugares cálidos en verano y de temperatura suave en invierno, a lo mejor es más oportuno encender la bomba de calor como sistema único, ya que el uso de la calefacción solo se justifica a determinadas horas del día. Y debemos tener en cuenta que no estamos al mismo tiempo en todas las habitaciones de la casa.

¿Cuál es el mejor sistema de Aire Acondicionado por conductos?

by
¿Cuál es el mejor sistema de Aire Acondicionado por conductos?

Las instalaciones de aire acondicionado por conductos están compuestas por un sistema centralizado de distribución del aire a través de un falso techo. El sistema ideal de este tipo de aire acondicionado es el que puede regularse mediante un sistema de rejillas programables estratégicamente colocadas por las que sale el flujo del aire. Este sistema, que si tuviera una bomba de calor podría distribuir, por el hogar o por la oficina, tanto calor como frío, tiene la principal ventaja de que la instalación queda totalmente integrada en la casa o el local sin aparatos a la vista. A continuación veremos el resto de ventajas e inconvenientes de este tipo de instalaciones.

En cuanto a las ventajas de este sistema de aire acondicionado por conductos, tenemos que permite la zonificación o la capacidad de regular la climatización y el flujo del aire en cada zona del local o de la casa. Esto se debe a que cada habitación tiene su propio termostato que se comunica con una rejilla motorizada. Por lo que cuando se alcanza la temperatura fijada, la rejilla cierra el paso del aire, y así cada espacio recibe la cantidad justa de frigorías, ahorrando energía. Otra de las ventajas que hemos comentado antes es la estética, ya que generalmente los conductos del aire acondicionado se instalan en falsos techos, con lo que nos evitamos la instalación de los aparatos split de bomba de calor que ocupan un sitio considerable en la pared. Con este sistema de aire acondicionado por conductos solo veremos las pequeñas rejillas por donde se distribuye el aire.

Ahora vamos a comentar alguna de las desventajas de este tipo de aire acondicionado. Como la instalación que suele ser mediante una obra, ya que requiere de un falso techo que hay que crear si la casa no dispone de él. Esto implica meternos en una obra que puede resultar algo molesta si tenemos que convivir con ella. Nuestra recomendación es instalarlo al comprar la vivienda o cuando se vaya a realizar una reforma completa de la misma. Por otro lado y debido a la necesidad de realizar una obra, este sistema es menos barato que el típico split de aire acondicionado. Para valorar el sistema de aire acondicionado que pondremos hay que tener en cuenta si disponemos de muchas habitaciones o de si el ahorro energético y un mayor confort nos compensa. Otro factor a tener en cuenta es que normalmente el mantenimiento de aire acondicionado y limpieza de este sistema de aire acondicionado por conductos es más laborioso y costoso.