Google +
¿Qué tipo de aire acondicionado elegir para tu casa?

Existen diferentes tipos de aire acondicionado, equipos portátiles, splits, multisplits, bombas de calor reversibles, etc. y es difícil elegir la mejor opción, por ello vamos a hablarte de los más recomendables para que conozcas sus características y puedas hacer una buena elección. Por ejemplo, hay equipos de aire acondicionado portátiles, que son compactos y tienen la capacidad de poder transportarlos de un lugar a otro. Hay dos versiones de estos sistemas portátiles, una que expulsa el aire al exterior a través de un tubo, y otra que tiene una especie de condensador, que hay que situar en el exterior. Además, su principal ventaja es que no requieren instalación.

También tenemos los sistemas de aire acondicionado compactos y sistemas partidos, los compactos tienen el evaporador y el condensador dentro de una misma carcasa mientras los sistemas partidos constan de una unidad exterior y otra interior conectadas por conducciones frigoríficas para que pueda circular el refrigerante. Los sistemas partidos pueden ser de varios tipos: splits, multisplits, etc. A igualdad de potencia, los sistemas partidos tienen un evaporador y un condensador mayor, lo que les permite alcanzar mayores rendimientos que los equipos compactos. Empezaremos por el split de pared que es el más habitual en el ámbito residencial por su facilidad de instalación, disponibilidad de potencias y precio económico.

El compresor se encuentra en la unidad exterior y se comunica con la unidad interior mediante unos tubos por lo que el agujero que hay que practicar en la pared es relativamente pequeño. También existen los equipos de aire acondicionado multisplits que constan de varias unidades interiores conectadas a una unidad exterior, con lo que permite más opciones de combinar los tipos de unidades interiores en función de las características del local o vivienda donde se vayan a instalar y ofrecen mayores opciones de regulación y de climatización. Otra opción es el aire acondicionado por conductos, que requiere de una instalación más compleja y está especialmente indicado para grandes espacios.

Los aparatos de aire acondicionado por conductos son considerados como sistemas centralizados de distribución del aire y suelen ir instalados en el falso techo, con lo que resultan estéticos. Por último hablaremos de los sistemas de climatización reversible y no reversible, y es que la reversibilidad nos da la posibilidad de invertir el ciclo del refrigerante y suministrar frío o calor, según convenga. Los equipos diseñados para proporcionar tanto frío como calor son conocidos como sistemas reversibles o bombas de calor reversibles, y esto es gracias a la tecnología Inverter. Las bombas de calor que funcionan en un solo modo, calefacción o refrigeración, son equipos no reversibles.