Google +
¿Cuál es la temperatura ideal del aire acondicionado en verano?

El verano ya está a la vuelta de la esquina y con el llegan los temidos meses calurosos. Para hacer más llevadera esta época del año, seguro que dispones de un aparato de aire acondicionado, o por el contrario, si todavía no lo has adquirido, seguro que acabas haciéndolo.

Para que no surjan molestias al utilizar el aparato de aire acondicionado a una temperatura muy baja, hay que seguir una serie de indicaciones, de esta manera conseguiremos tener la temperatura ideal durante el verano.

Los consejos para conseguir la temperatura ideal son muy sencillos de seguir, en primer lugar es muy importante graduar el equipo a una temperatura baja, por ejemplo entre 25 y 27 grados estaría bien. Esta temperatura es suficiente para mantener la estancia fresca, además si ponemos la temperatura más baja de lo necesario, lo único que haremos es aumentar el consumo energético.

No es nada recomendable que exista una gran diferencia entre la temperatura del exterior y la del interior, pues esos contrastes son los que afectan directamente a nuestra salud. No es recomendable que la diferencia sobrepase los 10 grados, este aspecto es importante.

Tampoco es recomendable que el chorro de aire nos dé directamente, es decir, hay que evitar el contacto directo con el flujo de aire. Lo mejor es que el aire salga paralelo al techo, de esta manera se repartirá de una manera uniforme. Para esto tendremos que tener en cuenta la orientación de las lamas de nuestro equipo de aire acondicionado.

También es importante controlar la velocidad del flujo de aire, y es que los aparatos de aire acondicionado disponen de diversas velocidades, pero no por utilizar una velocidad mayor se enfriará más la estancia, solamente conseguiremos coger un resfriado y pagar más en la próxima factura.

Lo mejor es enfriar las estancias que queramos utilizar antes, de esta manera el aparato de aire acondicionado no se verá expuesto a un sobreesfuerzo, sino que trabajará de una manera uniforme, y cuando queramos utilizar la estancia, ésta ya estará climatizada, ofreciéndonos un mayor confort que si estuviera en funcionamiento el equipo de aire acondicionado.

Con estos sencillos consejos podrás conseguir la temperatura ideal durante los meses de verano, además de disfrutar del mayor confort, podrás ahorrar dinero en tus próximas facturas y alargarás la vida útil de tu aparato de aire acondicionado.

Además de poniendo en práctica estos sencillos consejos, es importante contar con un buen asesoramiento técnico y un profesional del sector de la climatización de Zaragoza que revise de manera periódica nuestra instalación, de esta manera sí que podremos estar tranquilos.