Google +

Mayor eficiencia, mayor ahorro energético en el hogar

by
Mayor eficiencia, mayor ahorro energético en el hogar

Gracias a los avances que experimenta la tecnología, cada vez nuestra vida diaria es más cómoda. La mayoría de los aparatos que tenemos instalados en casa han mejorado, y en la actualidad gozan de una mayor eficiencia y funcionalidad. Estas dos características son precisamente las dos que más demandan los usuarios.

Estos avances tecnológicos aportan muchas ventajas y beneficios, pero por otro lado también suponen un aumento de la demanda de la red eléctrica, y por lo tanto, mayores emisiones de CO2 a la atmósfera. Por este mismo motivo es por el que hay que tener en cuenta cómo ahorrar energía, y de esta manera poder reducir el gasto energético del hogar. Simplemente con cambiar algunos hábitos ya se podrá experimentar el cambio.

Los aparatos que se encuentran en standby, una gran mayoría de los que se encuentran en el hogar, están consumiendo energía. Es muy típico que la televisión, los ordenadores, los aparatos de aire acondicionado o la nevera se queden con una luz LED roja encendida, bien pues esa luz gasta, y a la larga se nota.

Para poder ahorrar en este aspecto hay que desconectar todos los aparatos de la red eléctrica, de esta manera podremos ahorrar en torno al 10% de todo lo que se consume habitualmente ¡no está nada mal!

En lo que respecta al ahorro en iluminación, basta con cambiar algunos hábitos, como por ejemplo encender la luz solo cuando sea necesario, no dejarse luces innecesarias encendidas, utilizar luces de bajo consumo y/o tecnología LED que son las más eficientes… son acciones muy sencillas que si se tienen en cuenta se traducen en un ahorro importante.

Para ahorrar en calefacción basta con regular a la temperatura adecuada, es decir entre los 19 y los 21 grados. En las estancias destinadas para dormir, la temperatura correcta es la que oscila entre los 15 y los 17 grados. Estos consejos también se pueden aplicar en los aparatos de aire acondicionado que funcionan con bomba de calor a modo de calefacción.

La cocina es una de las estancias de la vivienda que mayor gasto energético genera, para ahorrar simplemente hay que cambiar los hábitos. Para ahorrar energía con vitrocerámicas y hornos, lo mejor es utilizar recipientes adecuados a la cantidad de comida a cocinar, taparlos, aprovechar el calor residual e importante, no abrir la puerta del horno hasta que no finalice.

En lo que respecta a electrodomésticos, para poder ahorrar con ellos es esencial tener en cuenta la etiqueta energética de los mismos, así podremos saber cuánta energía consumen, el nivel de consumo de agua y a qué categoría energética pertenecen, la A es la de mayor eficiencia energética.

La historia y la importancia del aire acondicionado

by
La historia y la importancia del aire acondicionado

Hoy vamos a contarte cómo llegó el aire acondicionado a nuestras vidas, y la importancia que tuvo en la historia moderna. El aire acondicionado como lo conocemos en la actualidad, llegó en el año 1902. Fue fabricado por un joven ingeniero que hizo circular aire sobre bobinas previamente enfriadas con amoniaco comprimido, se le llamaba “hacedor de clima”.

Unos años después ya se estaba potenciando su uso en lugares públicos, como los teatros, los centros comerciales, las fábricas… poco a poco se fue convirtiendo en indispensable. Con el paso de los años el aire acondicionado ha revolucionado la arquitectura, la demografía etc.

En los años 80 EE.UU utilizaba más de la mitad del aire acondicionado del mundo, pero pronto China sería líder mundial. En solo 10 años los hogares con aire acondicionado en las ciudades chinas pasó del 10% al 70%.

Además de la ventaja de aliviar el calor, el uso del aire acondicionado tiene muchos otros beneficios, como reducir la tasa de mortalidad durante las olas de calor. También se comprobó que el aire acondicionado reduce el número de incidentes violentos en cárceles, o que mejora los resultados de los estudiantes en salas de exámenes. En las oficinas también crece la productividad.

Hoy en día casi todos los hogares españoles disponen de aparato de aire acondicionado, y es que las ventajas que ofrece son infinitas, aunque siempre hay que tener en cuenta unas recomendaciones saludables para su correcto uso. Estas son algunas de ellas.

Para mantener la temperatura de la estancia, son suficientes entre 23 y 24 grados. Por encima de esta temperatura, estaremos incrementando el coste de la factura y además poniendo en riesgo nuestra salud. También es aconsejable evitar cambios bruscos de temperatura, hecho muy habitual en verano, al salir a la calle o entrar a espacios cerrados.

También es aconsejable evitar exponerse directamente al chorro directo del aire frio de nuestro aparato de climatización. Este aspecto lo tendremos que tener en cuanto cuando se coloque el aparato. Lo mejor es programar el aire un rato antes para que la temperatura de la estancia se regule durante ese tiempo, y apagarlo cuando lleguemos a ella.

También hay que tener en cuenta que los aparatos de aire acondicionado necesitan un mantenimiento y unas revisiones periódicas. Para ello lo mejor es contar con el asesoramiento técnico de un profesional de la climatización de Zaragoza.

A quién recurrir para la instalación del aire acondicionado

by
A quién recurrir para la instalación del aire acondicionado

Estamos en primavera y dentro de nada llegará el verano con las altas temperaturas que ello conlleva, por lo que igual quieres instalar aire acondicionado en casa. Seguro que si es así te preguntas que sistema es el que más te conviene y cuál es la más adecuada para tu casa. En este artículo queremos ayudarte a dar respuesta a estas cuestiones para que elijas el sistema de aire acondicionado que más te convenga. Y es que desde la Asociación Española de Fabricantes de Climatización, AFEC, informan en su último estudio de mercado que hay un aumento en las ventas de los aparatos de aire acondicionado doméstico.

En este informe aparece que el año pasado se vendieron un total de 626.635 unidades, entre la suma de equipos transportables y de ventana, equipos de pared, suelo, techo, unidades sencillas y multi de hasta 6 kw, equipos de conductos y cassettes menores de 6 kw y fancoils. Este tipo de equipos de aire acondicionado son lo que más encontramos en los pisos, viviendas unifamiliares o pequeños locales comerciales. La potencia de estos equipos suele ser menor de 70kW y como siempre te recomendamos hacer el cálculo de frigorías para que sepas qué potencia necesitará tu equipo de aire acondicionado para enfriar tú hogar.

Si estás un perdido entre la gran cantidad de opciones que hay en el mercado, lo mejor es dejarte asesorar por profesionales para realizar la instalación de aire acondicionado que más se adecue a tus necesidades de climatización. Debes tener en cuenta que una instalación de aire acondicionado consta de una unidad interior y otra unidad exterior, este es el típico equipo de aire acondicionado que se coloca en la pared o encima de la ventana para climatizar una pequeña estancia. Por otro lado, si quieres climatizar varias habitaciones la unidad exterior suele constar de múltiples tipos de conexiones para conectar varias unidades interiores.

Otra opción de instalación es el aire acondicionado por conductos, el tipo de instalación más estética porque no se ven los aparatos de aire, sino que están integrados en un falso techo. Su mayor ventaja aparte de la estética es que ofrece la posibilidad de regular aire acondicionado de forma independiente en cada habitación. Es una instalación más costosa pero también con más capacidad de control sobre la instalación de aire acondicionado. Por otro lado, es importante también tener en cuenta el tipo de instalación disponible que hay en la vivienda, puesto que se pueden valorar otro tipo de soluciones de refrescamiento. Si se dispone de una bomba de calor reversible por ejemplo se puede estudiar la posibilidad de combinar la instalación con un suelo radiante y refrescante.