Google +
La revolución en calefacción para los hogares, mucho más barata y ecológica

Un grupo de investigadores suizos están estudiando un sistema que permita almacenar el calor del verano en una mezcla de agua y una serie de compuestos químicos con el objetivo de ahorrar en la factura de la luz en invierno.

Este sistema que permitirá conservar el calor de la época estival para usarlo en el invierno con la casa caliente y sin gastar es una magnífica idea, más aún cuando no paramos de oír hablar de pobreza energética en Zaragoza, y en nuestro país, aunque si bien, la pobreza, es pobreza, y lógicamente afecta a la hora de pagar los caros recibos de la luz, cuyos importes no paran de subir.

Esta innovación en aparatos de aire acondicionado se basa en la termoquímica y está testada en laboratorio, y gracias a este sistema se podría sustituir la gran dependencia que tenemos de los combustibles fósiles a la hora de usar la calefacción, y es que se estima que el 71% de los hogares se calienta gracias a dichos combustibles fósiles y para tener agua caliente sanitaria se emplea alrededor de un 60% de combustibles fósiles.

La teoría de este sistema de almacenamiento de calor en verano para usarlo como calefacción en invierno es bastante sencilla, se basa en que el calor queda almacenado en un líquido de textura viscosa compuesto de agua e hidrógeno de sodio sólido, diluido al 50%, así la mezcla se calienta y descarga energía química que emana calor, si esta solución diluida en agua se le da energía a través de por ejemplo, paneles solares, rápidamente la humedad se evapora y aumenta la concentración de calor, y esta mezcla concentrada puede conservarse durante varios años, un avance sin duda.

No solo la mezcla no se enfría y dura años, además se puede transportar, pudiendo cargarse desde fuentes de calor como paneles solares térmicos en verano para suministrar calor para agua caliente sanitaria o para calefacción, un sistema similar al que ya emplean las bombas de calor, solo que en el caso de este nuevo sistema, apenas se necesita electricidad. Los aparatos de aire acondicionado con bombas de calor se basan en la temperatura exterior para enfrían o calentar los hogares, pero requieren de electricidad, eso sí, manos que el gas, el gasóleo o los eléctricos y tampoco emite gases contaminantes a la atmósfera. Pero si podemos ahorrar más en la factura de la luz, bienvenido sea ¿verdad?

Con este nuevo sistema de calefacción para los hogares podremos ahorrar pero es una tecnología que todavía no está muy desarrollada y se ha probado en laboratorio, ahora hay que ver cómo instalarla en los hogares sin que sea demasiado costoso y/o tenga un precio muy elevado.