Google +
Regula el aire acondicionado para ahorrar energía

Ya estamos en verano, los meses más calurosos, y queremos darte unos consejos para que ahorres energía con el aire acondicionado. Y es que es recomendable regular el aire acondicionado a una temperatura óptima que mejore el confort y ayude a ahorrar energía y dinero. Además, aprovechar al máximo las funcionalidades del equipo de aire acondicionado, te ayudará  a obtener un mejor rendimiento y a ahorrar energía en su uso este verano. Por ejemplo, empezaremos recomendándote que fijes la temperatura del aire acondicionado a una de entre 24 y 26  grados, que es la temperatura recomendada por el Instituto para la Diversificación del Ahorro Energético, IDEA.

Y es que por cada grado que bajes la temperatura en el caso del aire acondicionado se produce una mayor refrigeración del ambiente y se produce más consumo de energía, así que trata de lograr un equilibrio  térmico en el que no se produzca un gran salto térmico entre la temperatura del interior y la del exterior. Otro consejo importante que debemos de tener en cuenta es que el enfriamiento de la estancia debe de ser progresivo, no por marcar en el termostato una temperatura más baja la estancia se va a enfriar antes. Esta medida solo repercute en el alto consumo de energía y en la sensación de disconfort, ya que la temperatura se debe alcanzar de forma gradual.

Los modelos de última generación permiten programaciones horarias, lo que repercute directamente en el ahorro de energía ya que las posibilidades de control y regulación del aparato de aire acondicionado son mayores. De esta manera es posible programar el encendido del aire acondicionado con varias horas de antelación y encontrar la casa fresca cuando lleguemos a casa. Además, la mayoría de los equipos de aire acondicionado incorporan conexión vía wifi por lo que es posible apagar o encender el equipo, realizar programaciones horarias y manejar las funcionalidades desde cualquier dispositivo con acceso a internet en el que esté instalada la aplicación.

Debes conocer las funcionalidades de tu equipo y sacarles el mayor partido, ya que te permitirán obtener un mejor rendimiento y un funcionamiento más eficiente de tu equipo de aire acondicionado. Por ejemplo, ten en cuenta a la hora de adquirir un aparato de aire que incorpore sensores de presencia o de movimiento de tal manera que detectan cuando una persona entra o sale de la estancia por lo que son elementos que proporcionan ahorros de energía sustanciales a lo largo del tiempo. Además, aprovecha las ventajas de las funcionalidades ECO de tu equipo, de menor consumo energético, incluso si es necesario dejar encendido el aire acondicionado a la hora de dormir, te aconsejamos reducir la velocidad del aparato o modularlo en el modo noche.