Google +
¿Por qué es mejor elegir un aire acondicionado Inverter?

Hoy vamos a explicaros cuáles son las ventajas de comprar un equipo de aire acondicionado que cuente con la tecnología Inverter. Y es que aire por conductos, splits, climatización inteligente, Inverter, etc. son conceptos con los que nos tendremos que familiarizar a la hora de elegir el sistema de aire acondicionado más adecuado a nuestras necesidades. Porque además de las múltiples posibilidades de regulación y control que hoy día nos proporcionan los equipos, debes asegurarte de que tú equipo de aire acondicionado incorpore la tecnología Inverter. La tecnología Inverter, aplicada a los equipos de aire acondicionado, es la encargada de regular el funcionamiento del compresor.

En vez de forzar al aparato a encenderse y apagarse una y otra vez, la tecnología Inverter hace que el compresor trabaje de forma continua logrando así una mayor eficiencia energética en su funcionamiento. Y es que mantener una temperatura constante es mucho más eficiente que hacer trabajar al compresor para que se encienda o apague en función de la temperatura. El nivel de potencia de estos aparatos es mayor por lo que alcanza el grado de temperatura de confort de forma más rápida y la mantiene constante. La tecnología Inverter en aire acondicionado consigue ahorros de hasta un 40 por ciento respecto a otros equipos de aire acondicionado que no disponen de esta tecnología.

Por otro lado, estos aparatos de aire acondicionado con tecnología Inverter también son más silenciosos. Al no haber un continuo arranque tanto el ventilador como el compresor del equipo de aire acondicionado trabajan a una velocidad más baja y su nivel de ruido se reduce considerablemente. Se estima que el nivel de ruido en los equipos Inverter se reduce en un 40 por ciento. Por otro lado, estos equipos que incorporan la tecnología Inverter son más confortables que los convencionales. Esto se debe a que es más recomendable mantener una temperatura uniforme que sufrir muchas variaciones de temperatura, que pueden afectar a la salud y que además ocasionan disconfort y malestar.

La temperatura aconsejable para el aire acondicionado es de 26 grados en verano y de 21 grados en invierno. La tecnología Inverter ayuda a enfriar y calentar las estancias más rápidamente pero de forma constante, y es recomendable un enfriamiento progresivo de la estancia. Además, otro punto importante es que estos aparatos con tecnología Inverter cuidan más el medio ambiente y son menos contaminantes. Ya que un aire acondicionado Inverter puede llegar a consumir la mitad de la electricidad que un aparato sin función Inverter, por lo que la emisión de CO2 es menor.