Google +
Mejorando los sistemas de aire acondicionado a todos los niveles

Si nos leéis de vez en cuando, sabréis lo que nos gusta dar consejos sobre ahorrar en el aire acondicionado y en los sistemas de climatización en general. También nos gusta dar buenas noticias al respecto, y empezaremos por una de ellas:

La Ciudad del Menor ha recibido 3.7000 euros de la Diputación de Zaragoza para instalar bombas de aire acondicionado de frío y calor, algo muy demandado por los usuarios, especialmente en verano.

Y es que el contar con  aire acondicionado en Zaragoza es vital para muchas personas, tanto en verano como en invierno. Eso sí, sabemos que los aparatos de aire acondicionado gastan mucha energía que se traduce en un mayor gasto económico, y también, si no se hacen las cosas correctamente, en una mayor contaminación. Y no solo el aire acondicionado hace que gastemos mucho en la factura de la luz, otros tantos electrodomésticos lo hacen, y hay que tener en cuenta que el uso del aire acondicionado u otros sistemas de climatización, se suelen emplear en meses puntuales, si bien otros electrodomésticos, se usan a diario o casi.

Y es que los aparatos eléctricos gastan incluso apagados o en stand by, y los aparatos que más suben la factura de la luz son los que están siempre conectados como es el caso del frigorífico, y este es uno de los electrodomésticos, junto con el aire acondicionado, en el que más tenemos que tener en cuenta su etiqueta energética.

Lógicamente, cuando estamos en casa, queremos estar lo más cómodos y confortables posibles, de ahí que usemos la calefacción en los meses de invierno y el aire acondicionado en los meses de verano, y podemos seguir haciéndolo tranquilamente si lo hacemos de forma eficiente.

Solo con la calefacción cuando hace frío, consumimos una media de 1300 Wh cada hora, así que es conveniente tener muy bien aislada la casa para que no se derroche el calor. También lo es ir correctamente vestido para el frío.

El aire acondicionado puede gastar 1800 Wh, y sin dejar de ser plenamente necesario en ciudades como Zaragoza en los meses de verano, podemos combinarlo con otros aparatos que gastan menos, como un ventilador. También el aislamiento es un factor clave, siendo indispensables unas buenas ventanas que proporcionen aislamiento térmico y acústico, a la vez que nos proporcionan luz, visión y ventilación.

Y es que el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía ya nos lo advierte, del total de energía que gastamos, un 47% es en calefacción, un 19% en agua caliente sanitaria, un 22% en electrodomésticos, un 4% en iluminación y un 1% en aire acondicionado. Por todo ello, si la vivienda cuenta con un buen aislamiento térmico, tendremos un menor gasto energético y seremos más responsables con el medio ambiente.