Google +
¿Has preparado el aire acondicionado para este verano?

Ya se acerca el verano y en este artículo queremos darte unos consejos para que prepares tu aparato de aire acondicionado para estos meses. Y es que con las altas temperaturas comenzaremos a usar un día sí otro también los aparatos de aire acondicionado de nuestro hogar. Pero, debes saber que hay que hacer un mantenimiento adecuado de estos aparatos para que estén listos y no nos den problemas. Un buen mantenimiento puede reducir la factura de la luz, haciendo que el aparato funcione de la manera más eficiente posible.

Los filtros están diseñados para retener las partículas de polvo más pequeñas del aire, las esporas de moho y otros organismos que son perjudiciales para la salud. Por eso, limpiar el aparato de aire acondicionado de vez en cuando hará que el ambiente de tu hogar sea mucho más saludable y que el aparato se mantenga en buen estado. En los manuales de instrucciones del equipo de aire acondicionado encontrarás como puedes limpiar estos filtros y si no puedes entrar a la web de la marca para saber cómo hacerlo.

Por ejemplo, para reemplazar el filtro del aire acondicionado, la mayoría de los aparatos cuentan con una rejilla delantera que puede desmontarse y extraerse fácilmente para poder acceder cómodamente a los filtros que se encuentran en el interior del aparato. En muchos casos, estos filtros son desechables y pueden sustituirse. Si tus filtros son de este tipo, solamente es cuestión de comprar nuevos filtros y colocarlos. También es recomendable limpiar el mando del aparato de aire acondicionado. La mejor forma de limpiar un mando es retirar las pilas y darle con un paño húmedo. Asegúrate de que el paño solamente esté humedecido y no mojado, ya que podrías terminar estropeándolo.

Por otro lado, y si tu aparato de aire acondicionado no tiene filtros desechables, te explicamos cómo limpiar estos filtros. Y es que algunos equipos cuentan con filtros permanentes que necesitan una limpieza manual. En este caso, debemos extraer el filtro de la parte frontal y sumergirlo en una mezcla a partes iguales de agua y vinagre blanco destilado. Deja que el filtro repose en la mezcla durante una hora aproximadamente. De esta forma, el filtro quedará limpio y el vinagre ayudará a eliminar los organismos nocivos. Eso sí, ten cuidado de no dañar el filtro mientras lo estás limpiando. Una vez transcurrida una hora, dale una pasada muy suave y deja que se seque al aire. Antes de volver a colocar el filtro, asegúrate de que está completamente seco. Si no te atreves a realizar la limpieza de estos filtros siempre puedes contratar los servicios de una empresa de mantenimiento profesional.