Google +
Evita el derroche energético de tu calefacción o aire acondicionado

Apostar por la sostenibilidad es de vital importancia en la actualidad. Para ser más respetuosos con el medio ambiente basta con cambiar algunos sencillos hábitos cotidianos, como por ejemplo ahorrar energía y agua, reciclar…etc. Vivir de una manera más sostenible es muy sencillo.

Los sistemas de climatización generan un gran gasto energético si se utilizan de forma indebida, concretamente lo que producen es un derroche energético. Para no malgastar este tipo de recursos hay que utilizar estos equipos de forma responsable, además esto también supone un gran ahorro económico.

En el caso de la calefacción, que es el sistema que estamos utilizando actualmente para climatizar la vivienda, es muy sencillo ahorrar. Lo ideal es mantener las estancias a una temperatura en invierno de entre los 18 y los 21°C. Por otro lado es importante mantener las ventanas cerradas para que el calor no salga al exterior.

Los sistemas de calefacción representan el 46% del gasto energético de una casa, por cada grado de más este consumo energético aumenta un 7%, lo que se traduce en el ya mencionado derroche energético. Por otro lado también es importante apagar la calefacción cuando no se utilice.

Durante los meses de verano el sistema de climatización utilizado será el aparato de aire acondicionado. En este caso lo más recomendable es que el equipo de climatización funcione a unos 12 grados por debajo de la temperatura exterior. La temperatura recomendada se sitúa entre los 24 y los 26 grados.

Aunque pueda parecerlo, el aire acondicionado no enfría más por ponerlo a una temperatura más baja, eso solamente supone un gran gasto económico y energético. Lo ideal es que el aparato funcione a una temperatura estable y no demasiado baja, además de esta manera no supondrá ningún problema para la salud.

Por otro lado el apostar por la mejora de la eficiencia energética también es de vital importancia, contar por ejemplo con equipos de climatización eficientes supone un gran ahorro energético, entre otras cosas. Si además de contar con aparatos eficientes se les realiza un mantenimiento periódico podremos conseguir un funcionamiento óptimo que se traducirá en un gran ahorro económico.

En este sentido es de vital importancia contar con el asesoramiento técnico de profesionales del sector de la climatización de Zaragoza, ya que de esta manera se podrá adquirir el equipo de climatización que más se adapte a las necesidades de cada uno y garantizar un correcto funcionamiento del mismo por mucho tiempo.

Otros hábitos cotidianos que contribuyen con el planeta son ahorrar agua, apostar por las fuentes de energía renovables, consumir alimentos sostenibles, evitar los desperdicios, reciclar o utilizar el transporte público para desplazarse, entre muchos otros hábitos que se pueden realizar sin mucho esfuerzo.