Google +
¿Cuáles son las tendencias actuales en frío y refrigeración?

La eficiencia energética alcanza todos los ámbitos relacionados con la energía, y el sector de la refrigeración es uno de los sectores que más mira una mejor eficiencia energética. Y es que los gases refrigerantes son en gran medida responsables del calentamiento global y por este motivo desde el sector se trabaja de forma permanente en reducir el consumo energético con la mayor eficiencia e intentando reducir las emisiones. La tendencia actual es la de favorecer la implantación de fluidos refrigerantes con menor impacto en la capa de ozono, es decir refrigerantes de Bajo Potencial de Calentamiento Global.

El Potencial de Reducción de la Capa de Ozono es otro factor a tener en cuenta en un refrigerante pues determina la capacidad de destrucción de la capa de ozono. Y es que se está viendo una vuelta a los refrigerantes naturales como se ha comprobado en los principales eventos del sector. Como en el ATMOsphere Europe celebrado en Barcelona, en donde los principales fabricantes del sector de la refrigeración avanzaron los beneficios de optar por  los refrigerantes naturales como el dióxido de carbono, amoniaco, etc., los refrigerantes históricamente más usados en este sector por la eficiencia energética que aportan en las instalaciones donde se utilizan.

Esto se debe a las exigencias legislativas, que están consiguiendo que el sector se encuentre activo, ofreciendo soluciones y nuevas vías de actuación que contribuyan a mejorar la eficiencia energética, e incluso exigiendo la revisión de normas obsoletas, excesivamente restrictivas. En Europa, el Reglamento sobre F-Gas ha situado en el escenario gases y mezclas ligeramente inflamables que destacan por su bajo PCA, como es el caso de algunos hidrocarburos. La sostenibilidad es un aspecto vital en el sector de la refrigeración  y por ello, la eliminación gradual de los Hidrofluorocloruros antes de 2022 y el uso de refrigerantes naturales, supone una reactivación por parte del sector para adecuarse a las exigencias medioambientales.

Los últimos informes del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y del Grupo de Evaluación Económica indican que al menos 80 refrigerantes alternativos están actualmente en uso o en estudio. Estos 80 refrigerantes se están probando y su número se verá drásticamente reducido cuando terminen las pruebas técnicas y se inicien las fases de desarrollo. Actualmente los principales fabricantes de aire acondicionado, climatización y refrigeración están probando el comportamiento en los equipos. Garantizar  la seguridad es un aspecto fundamental en este sector, por eso es imprescindible esta fase de estudio e investigación para probar la inflamabilidad y comportamiento de los refrigerantes. Por otro lado, otra de las problemáticas a las que se enfrenta este sector es la de reducir el consumo energético con la mayor eficiencia energética.