Google +
Consigue más frío por menos dinero

Todavía vivimos en Zaragoza días (y noches) de calor, y todavía podemos seguir aprendiendo cómo ahorrar en la factura de la luz, que en verano se dispara con el uso del aire acondicionado.

Tener más frío en casa o en la oficina, por menos dinero, un sueño que todos queremos ¿verdad? Pues hay varias acciones súper sencillas a poner en práctica para estar confortables y no gastar de más, algo que no solo agradecen nuestras cuentas, también lo hace el medio ambiente.

Si todavía no tienes tu aparato de aire acondicionado en casa o en tu lugar de trabajo, el primer paso es asesorarte con profesionales sobre cuál es el aparato o sistema más adecuado según el tipo de lugar y uso que le des a la estancia donde vaya a estar el aire acondicionado, por ejemplo en oficinas tener el aire acondicionado centralizado y por conductos suele ser más eficiente que los aparatos de aire acondicionado.

Una vez que tengas tu sistema de aire acondicionado o de climatización adecuadamente escogido e instalado por profesionales, otro factor para tener más fresco en verano sin gastar más, es el correcto mantenimiento del aire acondicionado, tanto preventivo como correctivo. No solo ayudaremos que el aparato funcione mejor y rinda más por menos, sino que estaremos evitando el riesgo de padecer enfermedades cardiorrespiratorias, que pueden producirse por una mala limpieza del aparato de aire acondicionado  y un inadecuado mantenimiento, la limpieza de los filtros podrás hacerlo tú mismo/a en casa pero es necesaria una limpieza general y profunda, desmontando el aparato de aire acondicionado de vez en cuando.

Con un buen mantenimiento del sistema de climatización, se ahorran costes inesperados, ya que se le realizan revisiones frecuentes en el mantenimiento preventivo, evitando así, tener que llegar al correctivo en la inmensa mayoría de ocasiones.

Y una vez tengamos un sistema de climatización eficiente, instalado y mantenido por profesionales, hay una serie de trucos y consejos muy sencillos de poner en marcha, para seguir evitando que suba la factura de la luz.

El uso racional de aire acondicionado o del sistema de climatización es una de las claves para no derrochar dinero. En verano, mantén las estancias que quieres climatizar entre 22º y 26º, de hecho, si no eres muy caluroso7a, a 26º se está de maravilla y no hace falta bajar la temperatura más, y es que casa grado que bajemos hará que el recibo de la luz suba un 7% más, piensa bien si te merece la pena.

Cerrar las ventanas y persianas es también una ayuda para ahorrar, y tener correctamente aisladas las paredes, instalar un toldo y cuestiones similares, nos de gran ayuda a la hora de impedir gastar de más con el aire acondicionado en verano.