Google +
Climatiza correctamente tu hogar

Hoy vamos a enseñarte como climatizar de la manera más adecuada tu vivienda. Esto hoy en día es básico, en invierno hay que protegerse contra el frío, y en verano ahuyentar el calor, si no será imposible estar cómodos y disfrutar del ambiente acogedor de nuestro hogar. Pero no es tan sencillo como parece, no basta con tener un sistema de calefacción, sino que hay que saber utilizarlo correctamente. Con el mal uso de estos sistemas lo único que hacemos es gastar más energía, es decir, derrocharla. Vamos a ver unas pautas para ahorrar según la estación del año.

Durante los meses de verano, el objetivo es conseguir un ambiente fresco con una buena sensación térmica. No es conveniente llegar a un frío excesivo, pues además de derrochar energía, pescaremos un buen resfriado. Lo más recomendable es cerrar las persianas y las cortinas. Si además se utilizan toldos durante las horas más calurosas del día, la casa no se calentará en exceso. Cuando baje el sol o corra algo de aire, lo mejor es abrir las ventanas para que se ventile.

La temperatura ideal de climatización está entre los 24 y los 26 grados, y para conseguirla, lo mejor es programar los aparatos de aire acondicionado activando la función de autoclimatización, que hará que al llegar a la temperatura deseada se apague. También se recomienda no dejarlos en funcionamiento durante toda la noche, ya que supone un gran derroche de energía. Si en las habitaciones no hay nadie, o si se va a abrir una ventana, lo mejor es apagarlos también.

Durante los meses de invierno también podemos llevar a cabo algunos consejos para ahorrar en nuestra factura. Lo mejor es tener instalado el programa de calefacción a una temperatura fija de entre 20 y 21 grados por el día. Para por la noche basta con dejarla a 17 grados. Algunos equipos de aire acondicionado llevan una función que permite bajar de forma automática la temperatura, a la más adecuada para dormir.

En las estancias que no haya nadie, lo mejor es cerrar los radiadores. También es importante llevar un correcto mantenimiento de los mismos, realizando una limpieza anual. Para tener una temperatura constante y adecuada, lo mejor es instalar válvulas termostáticas en los radiadores. En los meses fríos también es importante ventilar la vivienda, aunque sea 10 minutos.

Siguiendo estos consejos a la hora de climatizar tu vivienda, podrás disfrutar durante todo el año de una temperatura agradable y saludable. Además ahorrarás en la factura, y contribuirás con el medio ambiente.