Google +
La calefacción por aerotermia reduce el gasto energético

Calentar los hogares con aerotermia es entre un 25 por ciento y un 50 por ciento más económico que con gas natural y gasóleo respectivamente. Los sistemas de calefacción por aerotermia son capaces de calentar los hogares, como mínimo, un 25 por ciento más barato que el gas natural y su precio es un 50 por ciento más bajo, si se compara con los costes de calentar las viviendas con calderas de gasóleo. Así lo confirma un informe realizado tras analizar y comparar las tres opciones en instalaciones reales. Este estudio incluye informes sobre viviendas unifamiliares, comunidades y bloques de pisos en diversas zonas geográficas de España, donde las necesidades de calefacción son muy diversas.

Según el estudio realizado, y tomando como referencia una zona climática con inviernos fríos, el coste de la calefacción por metro cuadrado y año con aerotermia oscilaría entre 3’6 y 3’9 euros. En el caso de las calderas de condensación de gas natural el coste sería de 5 euros por metro cuadrado y año, mientras que para las de gasóleo oscilaría entre los 7 y 9 euros, dependiendo de si los equipos son de última generación o son más antiguos. Tomando como ejemplo una vivienda unifamiliar de 180 metros cuadrados, un ejemplo de una vivienda real, la calefacción por aerotermia consumiría al año 6.667 KWh.

Esos KWh supondrían un coste anual de 687 euros, en el que se incluyen los costes fijos de la factura eléctrica con una tarifa de discriminación horaria. La misma vivienda, con una caldera de condensación de gas, consumiría anualmente 20.747 KWh, con un coste de 937 euros anuales, tras gastar 2.300 metros cúbicos de gas. Mientras que una caldera de gasóleo consumiría entre 2.154 y 2.619 litros de combustible para generar entre 21.930 y 26.677 KWh, con un coste que oscilaría entre 1.293 y 1.572 euros. A estos costes de calefacción hay que añadir también los costes de mantenimiento y propiedad.

En el caso de la aerotermia son prácticamente nulos y de extrema sencillez. Por su parte, las calderas de gas y gasóleo necesitan revisiones periódicas que sólo pueden realizar personal cualificado, lo que al año supone costes añadidos. En cuanto a los precios de adquisición, al comprar un sistema de calefacción por aerotermia se adquiere un equipo con hasta tres funciones distintas, calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente todo el año. Si lo elegimos sólo para la climatización de nuestro hogar obtenemos calefacción y aire acondicionado todo en uno. Y es que los fabricantes de sistemas de calefacción por gas y gasóleo ya han conseguido obtener de estos combustibles el máximo posible de su poder calorífico, no tienen ya margen de mejora.