Google +
Apaga correctamente el aire acondicionado para ahorrar

Los aparatos de aire acondicionado son de los que más derrochan de los hogares de España, con una estimación de unos 40 euros anuales por no desenchufarlo del todo y dejarlo en “standby”. A los splits de aire acondicionado le siguen los discos duros multimedia con unos 20 euros, las impresoras con 10 euros y las televisiones con 8 euros. Y es que en total, los hogares españoles podrían ahorrar 1.256 millones de euros al año si desconectaran los dispositivos en “standby”. Porque las economías familiares ni el precio del kilovatio están como para andar despilfarrando dinero. España es el tercer país de la Unión Europea con la luz más cara, sólo por detrás de Irlanda y Chipre, según los estudios de Eurostat.

Y es que hoy en día, cada vez más familias prestan más atención a lo que consumían de luz en la vivienda para intentar ahorrar la máxima energía posible y ahorrar así dinero. Poner los electrodomésticos en horario nocturno, apagar las luces de las estancias al salir, no abusar ni de la calefacción ni del aire acondicionado, bajarse la potencia a niveles racionales, son las mejores alternativas para obtener el máximo ahorro energético y por tanto de dinero en la factura. Y una de las cosas más importantes es apagar de verdad todos aquellos aparatos de la casa que tenemos en modo en espera.

Porque cada casa española paga una media de 68’58 euros al año por el consumo energético generado por todos los aparatos dejados en modo espera, según un estudio de la plataforma online de ahorro energético Mirubee. Y si se desconectarán todos esos aparatos eléctricos dejados en modo espera, los hogares españoles en conjunto se ahorrarían 1.256 millones de euros al año en la factura de la luz. Esto se obtuvo de un informe realizado sobre una muestra de 300 hogares que cuentan con la aplicación para controlar y reducir en tiempo real su consumo energético.

Con los datos de la aplicación se ha sabido que los aparatos en modo espera suponen para un hogar un consumo medio de 38’10kWh al mes. Teniendo en cuenta que la media del kWh ronda los 0’15 euros, estaríamos hablando de unos 5’72 euros mensuales, lo que supondría un gasto total de 68’64 euros anuales que cada vivienda tiene que pagar. Si este dato lo aplicamos a los 18,3 millones de hogares que hay en España según el INE, cada año las familias españolas tiran por la borda unos 1.256 millones en energía desaprovechada. Un disco duro multimedia, por su parte, gasta al año 19’44 euros en modo espera, mientras una impresora carga al recibo 10’37 euros y una televisión cerca 8 euros si la dejamos en modo espera.