Google +
Aires acondicionados y otoño 2017 en Zaragoza

Durante el otoño es importante proteger los equipos de aire acondicionado de los hogares o lugares de trabajo de Zaragoza, de hecho esta estación del año es la ideal para realizar un  mantenimiento del sistema de climatización. De esta manera se podrá garantizar un buen funcionamiento y evitar averías.

Con una puesta a punto del sistema de aire acondicionado durante el otoño se podrá asegurar el buen funcionamiento del equipo durante el invierno, cuando sea necesario utilizarlo como sistema de calefacción. Para ello lo ideal es contar con un profesional del sector de la climatización de Zaragoza.

Con una revisión del sistema de calefacción además de comprobar el buen funcionamiento del aparato, se puede verificar que está limpio, que todas las piezas están en buen estado y que el equipo funciona a su máxima eficiencia. Además una detección precoz de cualquier pequeño problema puede evitar grandes averías.

Para mejorar la eficiencia energética en el hogar o el lugar de trabajo, es recomendable contar con un termostato, ya que de esta manera el sistema de climatización funcionará de manera más eficiente. Lo mejor es ajustar el termostato a una temperatura confortable durante el día y bajar la temperatura o incluso apagar el sistema de climatización durante la noche.

Por otro lado también es importante revisar todas las ventanas y puertas antes de la llegada del frío, ya que son la principal causa de fuga de aire. Esta es una de las maneras más sencillas de ahorrar en las facturas de calefacción, solamente hay que rellenar las grietas con masilla o instalar un aislamiento adicional.

También es importante ajustar la temperatura del agua de la calefacción, ya que representa un alto porcentaje de la energía de los hogares de Zaragoza. Para ello lo mejor es ajustar la temperatura del calentador, así se ahorra energía y se evitan quemazos en las manos innecesarios.

En los días de invierno que haga sol es recomendable aprovecharlo para calentar las estancias. Para ello durante el día hay que dejar abiertas las cortinas y persianas, eso sí, una vez que el sol se esconde, es importante cerrarlas para no perder todo el calor que se ha capturado durante el día.

Con la luminaria también se puede ahorrar energía, así que es importante no dejarse las luces encendidas de manera innecesaria. Si se quiere aumentar más el ahorro energético, lo mejor es instalar atenuadores de luz y cambiar las bombillas fluorescentes por lámparas de tipo LED, de esta manera el ahorro en el hogar o trabajo este otoño está asegurado.