Google +
Ahorra energía con el aire acondicionado

Durante la época de verano es cuando más se utilizan los sistemas de aire acondicionado, pero esto no tiene porqué significar gastar más en electricidad. Por esto, hoy vamos a hacerte una serie de recomendaciones para utilizar de manera correcta los sistemas de aire acondicionado, y ahorrar en energía, sin dejar de brindar comodidad y frescura a los usuarios de diferentes espacios, como viviendas, zonas de trabajo, restaurantes…etc.

Lo primero y más importante, es mantener limpio el sistema de aire acondicionado. Son muchas las impurezas y el polvo que recoge el filtro de nuestro equipo, y esto puede bloquear el flujo de refrigeración o deshumidifación, lo que conlleva un mayor consumo de energía para enfriar la vivienda. Es por ello que se recomienda limpiar el filtro una vez cada dos semanas mínimo. De esta manera podremos empezar a notar un ahorro energético.

Otra recomendación es evitar que entre aire caliente a la vivienda. Lo más recomendable es cerrar las puertas y las ventanas de las estancias donde funcione el equipo de refrigeración, y bloquear el paso de la luz del solar mediante persianas o cortinas. De esta manera ahorraremos energía, ya que la temperatura de la vivienda será menor, igual que el uso del aire acondicionado.

Lo ideal es limitar la temperatura mínima en el termostato del sistema de aire acondicionado. Si enfriamos excesivamente las estancias, los equipos de refrigeración consumen más electricidad. Con una temperatura normal nos aseguraremos de hacer un uso eficiente de los sistemas, y además no pondremos en riesgo nuestra salud, ya que enfriar mucho los espacios es nocivo para la salud.

Siempre debemos acordarnos de apagar los equipos de aire acondicionado para evitar consumo de energía. Para ello podemos programar unos horarios en el termostato, y así éstos se apaguen cuando no sean necesarios, y se pongan en funcionamiento cuando sí. Esta medida se puede aplicar tanto en la vivienda propia como en el espacio de trabajo.

Por último, hacer referencia a los sistemas de aire acondicionado Dual Cool Inverter. Estos equipos garantizan un ahorro de energía de hasta un 70 por ciento frente a los sistemas de refrigeración convencionales. Además enfrían el aire un 40 por ciento más rápido, y casi no producen ruido mientras están en funcionamiento, lo que es muy agradable, sobre todo en centros de trabajo.

Ahora solo queda poner en práctica todas estas recomendaciones, y empezar a disfrutar de los sistemas de aire acondicionado, sin preocuparte de tu próxima factura de luz.